Videojuegos. ¿Enemigos o aliados?

Son divertidos. Si se usan en justa medida producen placer y entretenimiento; si el chico juega demasiado y se aleja del mundo exterior y se olvida que tiene vida, entonces es malo, pero no por culpa de los videojuegos sino de la educación que demos a nuestros hijos.

Videojuegos: ni buenos ni malos

Hoy en día muchos niños ya no van a la calle a jugar, y se pasan el día jugando con la Nintendo, la Game Boy, etc. Muchos padres y muchos maestros y profesores no sabemos, tantas y tantas veces, en qué terreno nos movemos,  si jugar tanto a la play es bueno, si no será mejor que emplee el tiempo en otras cosas. El problema está en nosotros, en el uso que les damos a las máquinas, y no en las máquinas.

Los videojuegos, o  que nuestros hijos quieran una nueva DS, o  que solo quieran jugar a la play, o “al ordenador”, no deja de ser una oportunidad para educar, para intervenir, para acompañar.

Educar en cómo organizar los tiempos

Algunos padres se quejan de que los niños se pasan todo el día delante de la pantalla. Y de que eso no puede ser bueno. Tampoco era bueno, sobre todo para las rodillas, estar todo el día en la calle jugando al balón. Aquél comportamiento y este de nuestros hijos y alumnos, todo el día pegado a la pantallita, se parecen en una cosa, y es que el tiempo se les va, lo mismo que cuando nuestros partidos terminaban entrada la noche, sin que pudiéramos ver ni el balón ni la portería.

Y sin embargo, hay tiempo para todo. Hay un tiempo para jugar y un tiempo para estudiar. Un tiempo para estar con los amigos de clase en el patio de la escuela y un tiempo para hacer deberes. Un tiempo para la tele y un tiempo para hablar. Un tiempo para la PSP, que los padres tenemos que respetar, y un tiempo para ocupar en otras cosas, que nuestros hijos e hijas tienen que respetar.

Como en todo, lo de los videojuegos es cuestión de límites. Educar en valores está muy bien, pero antes hay que educar en rutinas, y una de ellas es la utilización del tiempo. Una tarea sencilla: que tengan claro antes de empezar con el videojuego cuánto tiempo pueden jugar.

Los procesos de socialización para educar en valores y habilidades

No solo hay que controlar el tiempo, sino también controlar el juego con el que están, lo que es y lo que implica. Hubo un tiempo en que los juegos eran una de las maneras en la que los padres educaban a los hijos. El balón, la cuerda o el tren eléctrico eran una especie de prolongación de su presencia. De niños, muchos de nosotros jugábamos con aquello que encerraba los valores de nuestros padres.

Ahora no. Con los videojuegos, más de lo que ha sido nunca, y como pasa con la tele, pueden irrumpir valores intrusos, haciendo que aquellos ocupen su propio espacio educativo, en el que no entran más que ellos y el niño. Un ejemplo: en la medida en que algunos juegos están pensados desde un imaginario masculino, dan valor al poder, la fuerza, la valentía, el dominio, el honor, la venganza, el desafío, el desprecio y el orgullo.

Si esto pasa, y si como padres no estamos de acuerdo con que pase, ello significa que el mercado ha tomado el relevo de los padres en el proceso de la socialización. Y eso no puede ser, porque es el mercado el que tiene que estar al servicio de la comunidad, y no al revés. Si tomáramos de nuevo las riendas que ahora tiene el mercado, recurriríamos a los videojuegos para que nos ayuden, buscando que encierran valores positivos. Según nos dicen los que saben de esto, muchos de ellos favorecen el desarrollo de determinadas habilidades de atención, de concentración, de resolución de problemas e incluso de creatividad.

Conclusión

Cómo se consiga llevar los videojuegos al terreno educativo depende en buena medida del modo de hacer las cosas. Hay modos – pasar el videojuego de la versión sangrienta a la versión “código de honor”- que no cambian nada. Y hay modos que sí cambian las cosas: juegas, pero no a este juego. Juegas, pero no a todas horas. Juegas, pero no cuando hay gente invitada en casa.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: