¿Qué Pueden Hacer Nuestros Hijos en Verano?

Los campamentos o colonias de verano, son una práctica extendida por todo el mundo. Una forma de incentivar a los jóvenes y niños a divertirse y aprender durante el receso escolar.

Se acerca el verano y a muchos padres les asaltan las dudas sobre cómo plantear las vacaciones de sus hijos y cómo cuadrar sus escasas vacaciones frente al extenso periodo de descanso de los escolares. Lo cierto es que hay diversas opciones educativas para diversos momentos del verano. La mejor a escoger dependerá mucho de la situación concreta de cada familia.

Una de las actividades que mejor se pueden aprovechar desde luego es hacer un viaje familiar aprovechando las vacaciones de todos los miembros, bien a la playa, al pueblo o a algún nuevo destino desconocido que poder explorar. Este plan es muy aconsejable pues las vacaciones familiares son excelentes momentos para poder dedicarnos a la educación de nuestros hijos sin los agobios y las prisas de la rutina, y además es un gran momento para vivir en familia experiencias agradables que nos unan y que queden como anécdotas familiares para la posteridad. Estos viajes conviene planificarlos con la mayor antelación posible, para cuadrar días de vacaciones, hoteles si los hubiera, billetes de avión, tren, autobús, etc. Así evitaremos sorpresas no deseadas.

La opción de los campamentos de verano es una de las más extendidas y gratificantes por las que podemos optar, además de ser un excelente complemento educativo los niños. A la hora de decidir a qué campamento llevar a nuestros hijos debemos tener en cuenta las características de estos, pues no todos son iguales y se ofrecen diferentes alternativas y tipos de campamento que nos pueden convenir más o menos y conviene conocerlos. En primer lugar debemos conocer cuál es el entorno y la duración que va a tener el campamento, pues en función de cómo este planteado el espacio físico en el que se van a desarrollar las actividades, las opciones educativas serán diferentes.

En función de esta clasificación podemos encontrarnos campamentos urbanos, este tipo de campamento se realizan en los municipios, normalmente dentro de los colegios. Suelen tener un horario de mañana y tarde en el que se da flexibilidad para poder llevar a los niños antes del desayuno (acogida), dejarles a comer en el comedor, o acudir solamente a las actividades de por la mañana. Pero los participantes van a dormir a sus casas. Este tipo de campamentos suplen bien la función de guarda que la escuela deja de ofrecer en verano, por ello la edad desde la que se puede acceder a estos campamentos casi siempre incluye a infantil y no es habitual que se oferte para edades de secundaria. El tipo de actividades que pueden realizar van desde salidas a la piscina, talleres y manualidades, alguna excursión por la zona, participación de clases especializadas, como idiomas, informática, etc y juegos deportivos.

Otro tipo de campamento que ofrece otras posibilidades son los campamentos en entornos naturales en los que los que los participantes van fuera de casa a dormir durante un periodo entre una o dos semanas normalmente. Estos campamentos si que suelen tener oferta para participantes de hasta 16 ó 18 años, pero por contra los más pequeños no están contemplados en estos campamentos debido a las dificultades que plantea separarse de sus padres en estas edades. El lugar en el que se suelen desarrollar este tipo de campamentos son albergues o instalaciones dedicadas a estas actividades como cabañas o campings para tiendas de campaña, están ubicadas en entornos naturales, en los alrededores de los pueblos o incluso en medio de una serranía y cuentan con las instalaciones mínimas como baños, duchas, comedor, etc. Dependiendo del nivel del albergue también podrá contar con espacios para practicar deportes, como canchas de fútbol, baloncesto, tenis, piscina, etc.

El tipo de actividades que se pueden realizar en estos campamentos son más variadas que en los campamentos urbanos, pues permite, además de todas las actividades realizables en un campamento urbano, marchas y senderismo por la montaña, veladas y actividades nocturnas, actividades deportivas alternativas como la escalada, multiaventura, tiro con arco, etc. Por contra, la manutención, el pago del albergue y de los especialistas que dirigen algunas actividades hace que el precio de estos campamentos sea sustancialmente más alto.

Otra opción dentro de los campamentos en entornos naturales que también tiene su encanto son los campamentos de fortuna, en los cuales los participantes viven una auténtica experiencia de contacto con la naturaleza pues en ellos no hay ninguna instalación inicialmente, se duerme en tiendas de campaña y son los participantes quienes ayudan a construir lo que va a ser su hogar durante 15 días a la vez que aprenden a técnicas de campismo. Estas experiencias desarrollan enormemente la autonomía de los participantes y proporcionan un espacio idóneo para trabajar valores como la amistad, la solidaridad, el compañerismo y, por supuesto, el respeto a la naturaleza.

En segundo lugar hay que conocer cuál es la finalidad educativa del campamento, pues no todas las organizaciones persiguen lo mismo. Por ejemplo, un campamento organizado por una asociación de voluntarios tendrá unos objetivos diferentes que un campamento organizado por una empresa.

En el caso de las asociaciones de voluntarios los campamentos suelen continuar un proyecto iniciado durante el año que termina con el campamento. Los objetivos van enfocados a los participantes de la asociación y suelen trabajar la educación en valores a partir de metodologías diversas propias de las asociaciones. Algunos ejemplos de estas asociaciones son los grupos de scouts, agrupaciones de montañeros, organizaciones como la OJE o asociaciones independientes surgidas por las inquietudes de personas de los barrios.

En el caso de las empresas los campamentos normalmente están enfocados hacia algún reclamo que atraiga a más participantes. Por tanto, muchos campamentos ofertan como punto fuerte el aprendizaje de un idioma, o la realización de alguna, o varias, actividades que no se pueden realizar en otros entornos como puede ser la multiaventura, piragüismo, etc, o enfocados al desarrollo y la especialización en alguna actividad como los campamentos fútbol, de música, artes marciales o teatro.

Similar a los campamentos podemos valorar la opción de los campos de trabajo, esta actividad consiste en ir a colaborar con proyectos de recuperación de pueblos abandonados, o construcción de escuelas o algún tipo de infraestructura con fines sociales, ambientales o culturales; existen infinidad de proyectos. Normalmente la mañana en estos campamentos se dedica a trabajar en la recuperación de la instalación y las tardes y las noches transcurren de forma parecida a un campamento de verano. Los lugares en los que se realizan los campos de trabajo pueden ser internacionales a los que acudan personas de todas partes del mundo, por lo que también resultan una buena ocasión para aprender inglés. Esta actividad está pensada para los más mayores.

Una buena manera de practicar un idioma y poder vivir una experiencia que desarrollará la autonomía de los más mayores es organizar un intercambio en el cual una persona se va a vivir durante un periodo de tiempo con una familia extranjera en la que hay un hijo con una edad aproximada, una vez finalizado el periodo de tiempo el hijo viene a vivir una temporada al país de origen del visitante. Este modelo de intercambio es el más común, aunque puede no haber intercambio de estudiantes y ser solo una acogida en una familia, o ir acompañado de clases intensivas del idioma o que la estancia transcurra en una residencia de estudiantes. Los intercambios están gestionados por empresas que se dedican a ello y organizan prácticamente todo lo necesario.

Finalmente, hay otro plan para verano que tampoco podemos olvidar y que si preparamos y organizamos bien puede ser tan bueno como todos los demás es quedarse en la población en la que vivimos. El verano es un buen momento para aprovechar la diversidad cultural de nuestro entorno que no aprovechamos normalmente por requerir tiempo que durante el resto del año no poseemos. Además es un plan económico y va a permitir a nuestros hijos realizar actividades tanto familiares como con sus amigos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: