Empezando la Primaria

Ideas prácticas para que los niños consigan triunfar en las dos asignaturas instrumentales: Lengua y Matemáticas.

Después de tres años de fichas, troquelados y rincones de juego en Infantil nuestros hijos empiezan la etapa de Primaria y, lo cierto es que todo son cambios, deben enfrentarse a un ritmo de trabajo completamente diferente, unas aulas muy distintas y una serie de objetivos básicos a conseguir.

Pero lo realmente importante es que en esta nueva etapa de Primaria la relación entre el curso en el que están nuestros hijos y la ayuda que van a necesitar en casa, es inversamente proporcional. Es decir, cuando más necesario es ayudarlos para complementar el trabajo del colegio es en estos dos primeros años que componen el primer ciclo de Primaria.

En estas edades (6-7 años) nuestros hijos a nivel psicoevolutivo se encuentran en una fase de transición entre el denominado periodo pre-operacional y el de las operaciones concretas. Dejan de ser bebés y se van convirtiendo en niños y niñas capaces de hacer muchísimas más cosas tanto a nivel físico como mental. En este ciclo los padres podemos jugar un papel decisivo en el desarrollo académico, de hábitos de estudio y rutinas de nuestros hijos.

Buena comunicación

Lo primero que tenemos que tener en cuenta es que un niño/a de Primaria ya debe tener un sitio de estudio propio: una mesa amplia, una silla cómoda adaptada a su estatura, preferiblemente con luz natural lateral y una lámpara en la mesa para que no fuercen la vista. El material necesario debe estar a mano y siempre bien colocado siendo responsabilidad de nuestros hijos el cuidarlo y mantenerlo en orden.

Nuestra mayor responsabilidad como padres es saber como desde casa podemos ayudarles, y esto sólo es posible con una buena y fluida comunicación con los profesores de nuestros hijos y más concretamente con su tutor. Asimismo el término exigencia es fundamental para nuestros hijos, eso sí, el saber reforzar positivamente a los niños en cuanto muestran avances es igual de importante.

A nivel curricular este ciclo presenta 3 grandes retos para los alumnos como son:

  1. La lectura.
  2. La escritura.
  3. Las operaciones matemáticas formales de la suma y la resta.

También es nuevo para ellos el tener varias asignaturas y cada una de ellas llevará su nota después de cada trimestre, de entre ellas hay dos reconocidas en la actual legislación (LOE) como instrumentales o básicas como son la lengua y las matemáticas.

Matemáticas

Es muy importante agilizar la mente de nuestros hijos e ir introduciendo juegos diarios para que sean capaces de realizar operaciones sencillas de cálculo mental con rapidez y cada vez más precisión. Por ejemplo: Si tienes 6 galletas y te dan 4 más, ¿Cuántas tienes ahora? (la complejidad de las operaciones irá aumentando progresivamente).

En las operaciones de suma y resta, especialmente cuando son con llevadas, debemos tener mucho cuidado y antes de explicarlo en casa saber como es el método que usan en el colegio, de lo contrario podemos causar confusión entre lo que le dicen en clase y lo que le decimos en casa.

Por último, y como dato informativo, los números que trabajan son en 1º hasta el 99 (decenas) y en 2º hasta el 999 (centenas).

Lengua

La lectura diaria acompañada es básica, debemos ponerles unos tiempos diarios de lectura y respetarlos. Además debemos jugar con ellos en la calle animándolos a que lean carteles, anuncios e incluso las etiquetas de los productos del supermercado, por poner un ejemplo.

La escritura, los niños en este ciclo van a dedicar mucho tiempo a hacer copia, pues esta es la manera de que fijen una buena caligrafía y que progresivamente adquieran mayor velocidad de escritura. Es básico que desde casa sepamos las pautas que pone su profesor (tipo de cuadrícula que usa, si preparan la hoja antes de escribir y, en caso afirmativo, como lo hacen; si pueden o no usar goma etc.) en este proceso de copia hay que ser muy riguroso con el trabajo hecho y repetir tantas veces como sea necesario, pues es una inversión de futuro para que se esfuercen en hacerlo bien.

Por todo lo comentado anteriormente es por lo que hace falta tener mucha comunicación con el profesorado de nuestros hijos, la tutoría no es una herramienta a la que acudir sólo cuando hay alguna dificultad sino que para nosotros, padres y madres, es la referencia para poder seguir en casa con lo que nuestros hijos inician en el colegio. Cuanto mayor sea la progresión de los niños y mejor adquieran los hábitos y rutinas de trabajo en primer ciclo de Primaria, mejor será su rendimiento en el resto de su proceso educativo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: