Posts Tagged ‘transtornos alimenticios’

Los padres frente a los trastornos alimenticios

La anorexia nerviosa es una enfermedad básicamente de la adolescencia, que pone en cuestión la organización familiar, a veces, hasta llega a destruirla así como el propio desarrollo del afectado o adolescente.

Una joven que antes no dio problemas a la familia inicia un proceso patológico de forma voluntaria con la intención de cambiar en lo personal, en la búsqueda de una mayor satisfacción consigo misma.

Las personas con este trastorno se niegan a mantener su cuerpo con un peso situado dentro de los límites de la normalidad, tienen mucho miedo de ganar peso o de llegar a ser obesas y están exageradamente preocupadas por su figura. Además, la valoración que hacen de sí mismas como personas viene determinada por la opinión sobre su cuerpo.

La persona que experimenta dificultades para alimentarse sufre, en general, no solamente de hacer sufrir, sino de que su sufrimiento sea motivo de reproche. Si todo síntoma quiere decir algo que no sabe decirse de otra manera, el síntoma anoréxico es paradójico, ya que la anorexia se afirma en el borramiento. Es necesario ver en esta afirmación un programa para sobrevivir, una estrategia de resistencia al sufrimiento, antes que una auténtica voluntad de morir.

Aun esquelético, el anoréxico se encuentra a sí mismo demasiado gordo. Como si ella o él molestaran, como si ella o él, apenas existente, tuviera temor de no ser amable, es decir digno de ser amado. Teniendo ganas de amarse para existir, soporta mal la imagen, o detalles de la imagen, que el espejo le reenvía.”

Los TAC se han convertido en un auténtico problema de salud pública, cuya prevalencia ha crecido en los últimos años, principalmente entre las mujeres adolescentes y los jóvenes de uno u otro sexo. También entre los niños. “Uno de cada cinco jóvenes está en riesgo de padecerlos. La anorexia nerviosa está ligada al sexo femenino de manera rotunda: un 90-95% de las personas afectadas son mujeres y la edad suele estar entre los 12 y los 25 años, y es más frecuente entre los 12 y los 17.

Su origen es complejo, en él se conjugan varios factores: psicológicos, fisiológicos y sociales que fomentan la obsesión por la pérdida de peso y perpetúan un círculo vicioso”.

Un círculo que, desgraciadamente, se ‘rompe’ con la muerte de un número nada despreciable de chicas y chicos. “La anorexia es ya la primera enfermedad psiquiátrica infanto-juvenil que más fallecimientos provoca por encima, incluso, del abuso de drogas”.

Hay una frágil frontera entre el autoritarismo y la permisividad, ya que los niños y niñas que se crían sin límites pueden ser más vulnerables a sufrir los TAC, pero también problemas de abusos de drogas, además de otras conductas de riesgo.

La OMS (Organización Mundial de la Salud) ha clasificado la anorexia y la bulimia como trastornos mentales y del comportamiento.

Sigue leyendo

Anuncios